Los inversores de interconexión probablemente son la parte más importante de un sistema solar de interconexión. Se les puede considerar como el cerebro del sistema.

¿Qué es un inversor?

Recuerda que hay dos tipos de corrientes eléctricas: corriente directa (CD) y corriente alterna (CA). Un inversor cumple la función de cambiar un voltaje de entrada de CD a un voltaje simétrico de CA.

Los inversores se utilizan desde hace mucho tiempo para diferentes aplicaciones como pequeñas fuentes de alimentación para computadoras o hasta aplicaciones industriales para controlar altas potencias.

Inversores de Interconexión a la red CFE

¿Sabías que los inversores de interconexión a la red es una de las formas más eficientes de ahorrar energía eléctrica? La energía que se genera durante el día se pasa a la red eléctrica y se resta del consumo habitual de consumo eléctrico, reduciendo así dramáticamente el costo de los recibos de CFE.

Actualmente toda la energía de la red y todos los aparatos electrónicos que utilizamos son de CA, pero los paneles solares generan CD, y es ahí donde entra el inversor de interconexión.

Una de las mayores ventajas es que es un sistema híbrido. Si los paneles solares no generan suficiente energía para cubrir el consumo en ese momento, o es de noche, entonces el sistema toma corriente de la red, así no te quedarás nunca sin energía.

Desde el 2007 la legislación mexicana permite generar su propia electricidad a cualquier usuario residencial o comercial mediante el uso de sistemas solares, interconectándose a la red eléctrica de CFE. El límite son 10 KW en uso residencial y 30 KW en uso comercial.

Seguridad de los inversores de interconexión

El inversor de interconexión cuenta con un sistema de seguridad que apaga todo el sistema cuando se pierde energía de la red. En pocas palabras, cuando se va la luz, el sistema también se apaga por completo. Esto es para proteger a los trabajadores que probablemente estén haciendo reparaciones.

Es muy importante elegir bien el inversor adecuado para tu sistema solar para garantizar el mejor desempeño de todo el sistema a los largo del periodo de vida útil que supera los 20 años.

Ya existen diferentes tipos de inversores de interconexión en diferentes países con diferentes características. Actualmente estos son los 2 más comunes.

Inversores Centrales

Los inversores centrales se instalan entre los paneles solares y el medidor bidireccional y por lo general cuentan con un interruptor central que pueda apagar todo el sistema con un sólo botón.

Algunos cuentan con la opción de ser configurados para instalaciones monofónicas y trifásicas. Incluyen una pantalla que muestra datos sobre la generación diaria, la cantidad de generación acumulada y hasta el voltaje registrado. También pueden informar cuando algo no esta bien en el sistema y necesita ser revisado.

Todos los inversores están diseñados para soportar la intemperie, pero es recomendable instalarlos en un lugar fresco donde no este expuesto a los rayos del sol todo el día, con espacio para ventilación y sin mucha humedad.

Microinversores

microinversor_2

Los microinversores cumplen la misma función que los inversores centrales, pero a diferencia de un inversor central que controla todo el sistema, los microinversores se instalan por cada panel. Cada panel solar con su microinversor es independiente al resto.

Los microinversores están diseñados para estar a la intemperie y no moverse, se instalan debajo de cada panel solar.

Los microinversores no contienen partes móviles o una pantalla que te brinda información, pero se incorpora una monitor que te ofrece información sobre el desempeño del sistema. Una de las mayores ventajas es que además de que puedes checar el sistema de forma remota (desde tu teléfono móvil) puedes revisar cada panel de forma individual. Si un panel solar se desconecta o no está operando a su máxima capacidad, lo sabrás.

microinversor_1